ROSES-II-BLACK- BANDOLERA RIGHTON SERIE STANDARD PLUS

53,00

8419612000377

Disponibilidad: Hay existencias

SKU: ROSES-II-BLACK Categoría: Etiquetas: ,

La correa Roses tiene un precioso estampado de flores. Una textura de bordado a mano y unos colores que entran en contraste con el resto de la superficie..

Esta correa mide 6cm de ancho. Y cuenta con un largo comprendido entre los 9 y 150cm que permite ajustar la correa a la longitud deseada.

La correa Roses está fabricada en textil, mientras que las puntas son sintéticas. Estas correas están fabricadas sin ningún tipo de crueldad animal.

Todas las correas RightOn! están diseñadas y fabricadas en España.

Marca

RightOn

La historia de nuestra empresa arranca en 1973, cuando mis padres, Juan Gil y Rosa Carrió deciden fundar su propia empresa de Artículos de Marroquineria, aprovechado la experiencia y conocimientos adquiridos tras varios años en este sector. Ya sabes que todos los principios son duros y nuestro caso no fue una excepción. Con mucho esfuerzo e ilusión la empresa fue creciendo y evolucionando, y con la misma constancia y el mismo espíritu de superación continuamos 45 años después. Fue en 2009 cuando llego el reto que se convertiría en el germen de RightOn! Straps. Recibí el encargo de crear una colección de correas para guitarra, que se diferenciasen por su diseño y propiedades de las que ya existían en el mercado. Yo, por mi parte, desarrollé mi pasión por la música presentando varios programas de música durante más de 15 años en emisoras de radio de ámbito local y comarcal. Siempre me ha encantado la música y me apasiona descubrir nuevas bandas y coleccionar vinilos. Así, que cuando recibí el reto de crear una correa de guitarra única en el mundo, sentí una gran motivación y me puse, junto con mi equipo, manos a la obra. Una vez más, cumplimos con creces las expectativas de nuestro cliente y tres años más tarde, en 2012 decidimos crear nuevas colecciones y lanzar nuestra propia marca de correas de guitarra. Y así nació RightOn! Straps, el proyecto más excitante en el que jamás he trabajado.